Muchas gracias Luisa por los ánimos que me dabas,aunque nunca tuvistes que curarme