Una gran alegría comprobar que el voluntariado en adolescente, esta vivo