Genial la intervención de Rosa, cuánta profesionalidad!